Follow by Email

jueves, 9 de agosto de 2012

Gracias Chavela

El mundo de la ranchera esta de luto. Se murió Chavela Vargas, la gran poeta, la gran maestra, la que hablaba con el corazón tan abierto que nos cerraba la boca a todos. Soñadora de mundos mejores, con ojos llenos de esperanza y el corazón lleno de pena. Chavela cantó la ranchera como nadie, con voz de mujer masculina, con voz quebrada y triste y con la pasión mexicana de sus antecesores.

Ella bebió la vida a raudales, sin tapujos, sin reglas, sin cortapisas. Ella se fue fiel a si misma sin importarle los tiempos en los que vivía y sin importarle su condición de mujer, queriendo ser libre siempre, para sentir, para amar y para vivir. Ella, que vivió de los recuerdos y que hizo de su alma el lugar correcto para depositarlos.

Con la valentía de la mujer luchadora que vuelve a la escena del crimen, allí se encontraba ella, levantandose constantemente de su caídas y reponiendose de sus debilidades humanas. Siendo tan fuerte en su ser pero tan débil de corazón que cada vez que amaba tanto se quedaba seca y por ello bebía y bebía para satisfacer esa sequedad provocada por el vacío de corazón y del vacío de sus ojos.

Una mujer que nos enseño a sentir pues cantaba con el corazón. Nos enseño a vivir con cada frase que decía. Ella contaba historias con finales reales y con una moraleja. Tan sabia, tan grande. Se daba a si misma en ese escenario negro y casi vacío, donde con su poncho rojo se cubría, por la vergüenza de despojarse de todo y darse entera.

En sus canciones se reflejaba su vida y en cada canción su dolor. Un dolor interno y un lloro interior. Pocas veces soltaba una lágrima. Ya lo hacia con la voz. Su corazón volcaba la pena en su voz y esta salia a raudales, rota y con una tristeza que hacia llorar a todos los que la escuchaban. Ahora nos queda su música enlatada, sus imágenes, sus frases en la red. Nos ha dejado a todos inundados con ese amor que tenia ella hacia la humanidad, de la cual bebió hasta el final.

 Gracias Chavela por tu honestidad. Gracias Chavela por habernos mostrado tu dolor de una manera tan hermosa. Gracias Chavela por habernos dado tanta paz. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario