Follow by Email

sábado, 25 de agosto de 2012

Detrás del espejo

Siempre me ha fascinado la historia de Alicia en el País de las Maravillas. Ya desde pequeña, me parecia asombroso que alguien pudiese trastocar la realidad con simples botellitas o trozos de comida y que hubiera un mundo paralelo al nuestro, donde todo pudiera ser más posible que en esta parte del espejo. Siempre me ha parecido fascinante el poder de cambiar la historia y de que todo depende de nosotros realmente.

Otra cosa que siempre me ha parecido muy divertida es imaginarme la realidad de los demás. Siempre he pensado que cada uno vive la realidad de manera distinta. Cuando iba al cole y la profe me decía que mirásemos al color azul, yo pensaba que a lo mejor, ese color que yo veía como "azul" los otros lo veían distinto. A lo mejor, mi azul era el rosa de mi compañera o el verde de mi otro compañero. Y ya me descolocaba al saber que un niño de la clase que era daltónico veía verde mi rojo.....entonces, ¿como sabia ya si mi rojo era realmente verde y su verde era rojo? Que lío!!!

Y me pasaba también con los olores. Siempre he tenido un olfato tremendamente alto.....demasiado incluso!! La de chicos que no han tenido posibilidades conmigo por su olor....no olian mal realmente....pero u olian a sangre, u olian a cuero, u olian a "hombre".....bueno, también es curioso si lo miramos al revés.......los que me gustaban por que olian a mantequilla, a mar, a vodka y cigarrillos, a absolutamente nada....jajajaja...estoy un poco loca.

Bueno, volviendo a lo que os contaba antes.......esa realidad que nos parece muy tangible a todos, pero que no lo es tanto. A veces he intentando meterme en la piel de otra persona. He intentando saber que olores percibe, con que colores ve el mundo, como saborea la vida desde la visión de su rutina, de sus recuerdos, de su entrañas. Y como me mira esa persona a mi y si tiene idea de quien soy yo realmente.

 Os estaréis preguntando el por que de todo este pensamiento. Pues bien. Se que ahora mismo estamos viviendo una época de cambios donde la gente está intentando ver hacia donde nos dirigimos y hacia donde vamos. Muchos presagian pestes y que vienen muchas más. El clima de pesimismo es generalizado. Y mi pensamiento en este mundo critico y abandonado de ilusión, es mirar hacia el otro lado del espejo. No quiero pensar que solo hay una realidad en este mundo. Cuando un niño se enferma la gente dice que es por que se esta haciendo mayor. Normalmente siempre salen de ella más altos, más formados. Ese es mi pensamiento. Vamos a salir más fuertes de esto.

 Tenemos que dejar de pensar que las cosas van a ir a peor, si no que vamos a ir a mejor. ¿Por que? Pues por que todos queremos que las cosas vayan a mejor. Vamos a dejar de ver esa realidad de la cual se han empeñado algunos pocos. Vamos a dejar de tener miedo. Miedo a vivir, miedo a pensar, miedo a gastar, miedo a buscar, miedo a hablar. Vamos a mirar al otro lado del cristal y vamos a ver la realidad que nosotros queremos ver. Vamos a ver lo que queremos vivir nosotros, lo que queremos pensar, lo que queremos gastar, lo que queremos decir. Vivir sin miedo. Ese es el mundo en el que quiero vivir. Ese es en el lado del espejo que me quedo. ¿Te animas?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario